Homepage Le ayudamos a enfrentar el problema... Webito, El Huevo Virtual... Homepage Artículos y enlaces de referencia... Menú de Opciones

 

¿Realmente está listo para el 2,000?

Muchas personas erróneamente creen que porque el vendedor de su computadora les ha dicho que la máquina esta lista para el 2,000 sus equipos no tendrán ningún problema el 1o. de enero del próximo año. Dichas personas se llevaran sorpresas muy, pero muy desagradables.

Eso se debe a que el vendedor solo se refiere a la compatibilidad de un chip llamado BIOS, que es uno de los responsables del manejo de la fecha y de la hora, pero que solo representa la parte más baja y sencilla de resolver en el problema del 2,000.

Las primeras sorpresas se encontrarán en los sistemas operativos. Para el caso, tanto Windows 3.1, Windows 3.11, Windows 95 y aún el novísimo Windows 98 necesitan ser reparados para que opten a ser compatibles con el 2,000, y luego de reparados, necesitan ser configurados para lograr la compatibilidad. En caso de no efectuar dichas reparaciones y configuraciones, se comportarán de manera nada agradable en enero del 2,000, y como todos sabemos, de la estabilidad del sistema operativo depende la estabilidad de todo el sistema.

Luego vayamos a los programas. Para el caso, la aplicación más común en nuestro medio es el Microsoft Office 97, cuyos componentes Word, Excel, PowerPoint, Access y Outlook necesitan ser reparados, pues tal y como vienen originalmente presentan serios problemas de incompatibilidad.

Si navega con el Internet Explorer también necesitará repararlo. Los programas hechos en dBase III+, Clipper o FoxPro deben ser revisados pues sus campos para fechas solo manejan dos dígitos para años. Algunos programas antivirus si no son actualizados dejarán de trabajar y la lista de programas que presentarán fallas si no son reparados sigue y sigue y sigue...

Pero bien, tener bueno el BIOS y reparar tanto el sistema operativo como los programas puede no ser suficiente. Por ejemplo, las hojas electrónicas hay que modificarlas para hacerlas compatibles con el 2,000. Y si convertimos los archivos de un programa a otro, o aún de una versión del mismo programa a otra, hay que tener varios cuidados para asegurarnos que las fechas serán correctamente entendidas.

Como se ve, el asunto no se limita a tener bueno el BIOS. El enfrentar con éxito el Problema del 2000 lleva esfuerzo y tiempo. Es por eso que se le ha llamado el "bug" o "bicho" del milenio, pues el no enfrentarlo puede resultar en problemas tan desagradables como los que provocan los virus.

Además es una situación de la cual no se puede escapar llegada la medianoche del último día de este año, por lo que vale la pena que se haga de la manera más consciente la siguiente pregunta: ¿Estoy realmente seguro de estar listo para el 2,000?

 

[Biblioteca]